“¿Para qué te preocupas por la Lactancia si es natural?”

Esta es mi cara cuando escucho a alguien aconsejar a las madres que no se preocupen con la lactancia en el embarazo que igual eso es natural e instintivo y todas saben que hacer cuando llegue el momento.

Si amamantar fuera un acto natural y normal en nuestra sociedad, yo le creería a estas personas. Pero amamantar dejó de ser natural y normal desde el mismo momento en que empezamos a reemplazarla por otras cosas hasta el punto de tener las cifras de lactancia que tenemos actualmente.

La lactancia es una CONDUCTA APRENDIDA y para aprender algo debes estar en contacto con ella. No aprendemos a hablar por instinto, sino porque escuchamos a los demás hablar, no aprendemos a caminar por instinto, sino porque vemos a los demás caminar, como tampoco aprendemos a amamantar por instinto y tampoco vemos a muchas mujeres hacerlo, entonces NO TENEMOS REFERENTES de donde aprender y ese supone uno de los principales obstáculos en la lactancia.

La generación de grupos de apoyo surge precisamente de la necesidad de enrolar a las madres con la lactancia desde la gestación. Compartir, ver, acompañar a otras mujeres que amamantan, me ayuda a aprender cómo amamantar. Qué durante mi propia experiencia es donde más aprendo? Sin lugar a dudas. Sin embargo, no es lo mismo llegar al nacimiento con bases que llegar en blanco.

Por eso las madres que ya amamantamos nos ponemos hasta intensas con las embarazadas: lee, mira, investiga, observa, asiste a grupos, etc. Porque sabemos que eso es IMPORTANTE.

No les de miedo informarse, pero informémonos bien. No se trata de creer todo sin cuestionar. Hay que ponerle sentido común y también rodearse de expertos y casos de éxito. .

No dejes para el nacimiento lo que puedes hacer en el embarazo.